martes, 29 de diciembre de 2015

Autónomo colaborador familiar.Y esto ¿Qué es lo que es?: ¿Bueno para mi farmacia ?¿Malo para mi familiar?

Raquel Criado.Departamento de laboral
Gómez Cordoba Abogados.Costes autonónomo
colaborador familiar y asalariado

Para empezar vamos a analizar que figura deben tener y dónde deben estar encuadrados dentro del ordenamiento jurídico.

El Estatuto de los trabajadores (Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre) se aplica a los trabajadores que voluntariamente presten sus servicios retribuidos por cuenta ajena y dentro del ámbito de organización y dirección de otra persona, física o jurídica, denominada empleador o empresario.

Por otro lado, el Estatuto del Trabajo Autónomo (Ley 20/2007, de 11 de julio) será de aplicación a las personas físicas que realicen de forma habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, una actividad económica o profesional a título lucrativo, den o no ocupación a trabajadores por cuenta ajena.

Por lo que, la diferencia entre un trabajador asalariado y un autónomo, está en la forma en que se desarrolla el trabajo, dentro o no de la dirección y organización de otra persona:

Estatuto de los Trabajadores
Trabajador Asalariado
“…por cuenta ajena y dentro del ámbito de organización y dirección de otra persona, física o jurídica, denominada empleador o empresario…”
Estatuto del Autónomo
Autónomo
“…por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona…”

El Estatuto del Trabajo Autónomo, también incluye, el trabajo realizado por familiares como trabajo autónomo bajo la figura de autónomo colaborador familiar.

Estatuto del Autónomo
Autónomo colaborador familiar
“…trabajos realizados de forma habitual, por familiares del autónomo siempre que estos familiares del trabajador autónomo no tengan la condición de trabajador asalariado”

En principio, se considerarán familiares a estos efectos, siempre que convivan con el empresario: el cónyuge, los descendientes, ascendientes y demás parientes por consanguinidad o afinidad, hasta el segundo grado inclusive y, en su caso, por adopción.

Estos familiares que colaboren con el trabajador autónomo de forma personal, habitual y directa, se consideran autónomos.

En cambio, los familiares colaboradores de tercer grado generalmente son considerados trabajadores asalariados.

Podríamos decir, (con la salvedad de los hijos menores de 30 años o mayores discapacitados que pueden adoptar ambas figuras sin derecho a prestación por desempleo), que como norma general serían autónomos colaboradores familiares aquellos que conviven con el titular de la farmacia y trabajadores asalariados aquellos que no pertenecen a su unidad familiar.

A continuación vamos a analizar con un ejemplo los costes de contratación para la farmacia tanto de un trabajador asalariado como de un autónomo colaborador familiar, así como las cantidades líquidas a percibir por el trabajador:

Familiar con dos hijos nacidos en 2005 y 2011 respectivamente y derecho a deducción por reinversión en vivienda habitual, con un salario bruto de 32.000,00 euros al año en 14 pagas.



Coste
Coste
Coste
Líquido
Líquido
Líquido
IRPF %

Mensual
Paga extra
Anual
Mensual
Paga extra
Anual
Trabajador asalariado
3.127,06
2.285,71
42.095,98
1.796,84
1.966,17
25.494
13,98 %
Autónomo colaborador familiar (1)
2.285,71
2.285,71
32.000,00
1.726,41
1.990,85
24.698
12,90 %
Autónomo colaborador familiar (2)
2.550,15
2.285,71
35.173,22
1.850,28
1.850,28
25.903
19,05 %

(1)   El trabajador paga su cuota de autónomo.
(2)   La empresa asume la cuota de autónomo del trabajador.

El anterior cuadro refleja el análisis si se opta por la cuota mínima de autónomos, que corresponde a la base mínima de cotización de 884,40 euros para el año 2015, y la contingencia de incapacidad temporal como única cobertura en el caso de trabajador autónomo colaborador familiar, frente a la base de cotización resultante de 2.666,66 euros con todas las coberturas, en el caso del trabajador asalariado.

Vemos que para un mismo salario, es más costosa, para la farmacia, la contratación como trabajador asalariado que como autónomo colaborador familiar. Por contra, el autónomo colaborador familiar, no tendría acceso a la cobertura por accidente de trabajo y enfermedad profesional, ni a la cobertura por cese de actividad y el resto de prestaciones a las que tendría derecho (maternidad, paternidad, invalidez y jubilación) serían de inferior cuantía que para el trabajador asalariado.

En ocasiones el farmacéutico titular quiere mejorar las coberturas mínimas del trabajador familiar y equipararlas a las de un trabajador asalariado. Vamos a ver continuando con el ejemplo anterior que en este caso el coste con ambas modalidades de contratación sería similar.

Optamos por todas las coberturas del Régimen de Autónomos (incapacidad temporal, accidente de trabajo y enfermedad profesional, invalidez, maternidad, jubilación y cese de actividad) con una base de cotización igual que la resultante del ejemplo para el Régimen General de 2.666,66 euros.


Coste
Coste
Coste
Líquido
Líquido
Líquido
IRPF %

Mensual
Paga extra
Anual
Mensual
Paga extra
Anual
Trabajador asalariado
3.127,06
2.285,7
42.095,98
1.796,84
1.966,17
25.494,40
13,98 %
Autónomo colaborador familiar (1)
2.285,71
2.285,7
32.000,00
706,19
2.149,48
12.773,24
5,96 %
Autónomo colaborador familiar (2)
3.169,06
2.285,7
42.607,91
1.778,06
1.778,06
24.892,84
22,21 %

(1)   El trabajador paga su cuota de autónomo.
(2)   La empresa asume la cuota de autónomo del trabajador.

Conclusión:

Si en su caso en particular puede optar tanto por la contratación como trabajador asalariado como por la contratación como autónomo colaborador familiar, llegamos a las siguientes conclusiones:

Si lo que quiere es contratar a un familiar al menor coste posible, debe optar por la figura de autónomo colaborador familiar con la base mínima de cotización que establecen las tablas para autónomos , aunque esto suponga para el trabajador no tener determinadas coberturas y acceder a prestaciones futuras de menor cuantía.

Pero si lo que quiere es que dicho familiar tenga una base de cotización equiparable a la de un trabajador asalariado para que tenga mas coberturas y acceda a prestaciones futuras de mayor cuantía, el coste de ambas opciones es similar y debería decantarse por la contratación como trabajador asalariado en el Régimen General, ya que la prestación por desempleo como trabajador asalariado siempre es más cuantiosa y más factible que la prestación por cese de actividad como autónomo colaborador familiar.

Cabe hacer la siguiente salvedad: en el caso de familiares que formen parte de la unidad familiar del titular de la farmacia, no tienen derecho a prestación por desempleo. Por lo que sería más costosa una contratación como trabajador asalariado si al tener lugar la contingencia por desempleo, el Servicio de Empleo Público Estatal rechaza la solicitud. 

También hay que valorar si, aún no teniendo intención de favorecer al trabajador familiar, le interesa aumentar el gasto de personal para minorar la cuenta de resultados de la farmacia y pagar menos impuestos.