martes, 21 de julio de 2015

¿Y que pasá con mi viudo en separación de bienes si se vende la farmacia heredada?



Gomez Córdoba Abogados Venta de la oficina de farmacia ,heredada y conyuge viudo en separación de bienes 
¿Qué pasará con la Oficina de Farmacia en caso de mi fallecimiento?

Como recomendación inicial, ante una sucesión hereditaria de Oficina de Farmacia, decir que resulta “vital” que el farmacéutico, no fallezca sin testar.

Entre las distintas situaciones ante las que nos podemos encontrar en una transmisión mortis causa de Oficina de Farmacia, distinguiremos entre la posibilidad de que ninguno de los llamados a suceder sea farmacéutico.

Para hacer un testamento, el procedimiento es el siguiente: Todo testamento tiene tres partes, los llamados tercios:

1. El tercio conocido como “la legítima”: Siempre va a los herederos forzosos de la persona fallecida (si tiene hijos, los hijos, sino los padres).

2. El tercio conocido como “de mejora”: Es una parte más que va destinada a los herederos forzosos, la diferencia con la anterior es que sirve para “mejorar” si así se desea a uno o varios de ellos, o bien simplemente pasa a partes iguales a todos los herederos forzosos.

3. Tercio de libre disposición: Se puede dejar a cualquiera, sea o no sea de la familia.

¿cómo proteger al cónyuge en separación de bienes de un farmacéutico, cuyo bien principal es la oficina de farmacia, no habiendo más títulos en la familia?. 

En los casos de matrimonio (sea en separación de bienes o en gananciales), el que sobrevive tiene derecho a un tercio del uso de los bienes de la pareja fallecida (lo que se llama usufructo) del tercio de “mejora”. El resto de la herencia puede pasar a manos de los hijos.

Valga esta introducción para responder a la consulta concreta sobre : Inexistencia de otro título de farmacia en la familia y viudo que constante el matrimonio lo fue en separación de bienes 

En este caso, resulta imposible la adjudicación del negocio de farmacia a ninguno de los hijos o herederos por carecer del requisito del título. Por lo que de forma obligatoria la farmacia habrá de trasmitirse a un tercero farmacéutico, de esta manera, el reparto entre los herederos forzosos del difunto, si la voluntad del farmacéutico es la de instituir herederos a todos los hijos por igual queda resuelta.

El viudo , también heredero, tendría derecho al usufructo del tercio de mejora , en el caso de 
que el régimen matrimonial presente el matrimonio fuera el de separación de bienes ,pudiera suceder que dicha cuota viudal resultara insuficiente, teniendo en cuenta que en vida , la fuente de ingresos principal era la obtenida por la farmacia.

Veamos primero como se calcularía el valor del usufructo vitalicio de una farmacia, considerando esta como el único bien a heredar.

El valor del usufructo vitalicio es igual al 70% del valor total de bien (en pleno dominio) cuando el usufructuario tenga menos de 20 años de edad, disminuyendo un 1% a medida que aumenta la edad, con el límite mínimo del 10%.

Así, por ejemplo el valor del usufructo de un viudo de 32 años, sobre el tercio de mejora, en una farmacia cuyo valor es de 1.000.000, correspondería al 57% de ese tercio, su cuota así calculada sería de 190.000 sobre el valor total de la farmacia de 1.000.000. 

Si tomamos este mismo ejemplo con un viudo de 82 años, el valor del usufructo que le correspondería sobre el tercio de mejora, seria de un 7%, a la que se le aplicaría el mínimo del 10%. Continuando con el ejemplo anterior el valor del usufructo de este viudo sería el de 33.000, sobre un valor total de la farmacia de 1.000.000.

¿Cómo evitamos dichas fluctuaciones del valor, que dependen de un hecho futuro e incierto como es la edad del viudo, en el momento del fallecimiento del cónyuge?

La solución puede ser la constitución de un usufructo vitalicio sobre el tercio de mejora , con la previsión testamentaria de transmitir también el tercio de libre disposición o la parte proporcional de este tercio, de manera que si el cálculo del usufructo, que depende de la edad del viudo fuera menor que la adjudicación al resto de los herederos de forma proporcional , se pudiera aumentar con el tercio de libre disposición la cantidad destinada al viudo o, por el contrario , si dada la edad del viudo la desproporción a su favor y en contra del resto de los herederos es notable , se puede contrarrestar adjudicando la diferencia a los herederos forzosos atribuyéndoles en este caso a ellos el tercio de libre disposición .

Y en todo caso, respetando la voluntad del testador, siendo las proporciones de su herencia según su última voluntad, no se vean estas modificadas por la fecha impredecible de la muerte y la edad de su viudo en dicho instante.

Plazos para la trasmisión de la farmacia, régimen de explotación y tributación durante el periodo transitorio y tributación una vez trasmitida la farmacia al tercero farmacéutico.

Los herederos, por mandato legal se verán obligados a transmitir la Oficina de Farmacia a un tercero farmacéutico en el plazo establecido para ellos por las Leyes de Ordenación Farmacéutica de cada Comunidad Autónoma, o en su defecto en el plazo de 18 meses determinado por la legislación estatal.

Los llamados a la herencia deberán tributar en el impuesto sobre Sucesiones en el plazo de seis meses desde el fallecimiento del causante- prorrogable a un año-, por el valor de la Oficina de Farmacia que a efectos fiscales se establecerá siguiendo los criterios de cada Comunidad Autónoma.

Durante el período permitido por la legislación farmacéutica para proceder a la transmisión de la Oficina de Farmacia, los herederos deberán constituir una comunidad hereditaria sobre la misma al objeto de repartir y tributar por los beneficios o pérdidas derivados de la explotación de la Oficina de Farmacia mediante el régimen de atribución de rentas.

Cada heredero tributará en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas por los rendimientos positivos o negativos imputados durante los ejercicios en que hayan explotado la Oficina de Farmacia a través de la comunidad hereditaria.

Durante dicho período la comunidad hereditaria deberá nombrar a un farmacéutico regente que será el responsable sanitario de la Oficina de Farmacia.

En caso de transmisión de la Oficina de Farmacia, los herederos deberán tributar en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas, por la ganancia patrimonial generada por la misma. El valor de dicha ganancia patrimonial resultará de deducir del valor de la trasmisión de la Oficina de Farmacia, el valor de adquisición de la misma, que en este caso vendrá determinado por el valor declarado en el Impuesto sobre Sucesiones.

Fuente.-Mercedes Nuevo Carrasco - Gabinete López-Santiago