jueves, 18 de junio de 2015

De visita a la farmacia ha llegado el inspector, ¿Para qué?,¡cielos que horror!

Goméz Cordoba Abogados en "Cómo Asterix y Obelix  en Helvetia "

   Continuando con el tema tratado en un artículo anterior enlace, las farmacias están siendo visitadas por agentes tributarios “por sorpresa”, esto sin duda puede ser causa de infarto, respire hondo quizá sea un simple requerimiento de información.

Lo primero y más importante es identificar cual es el objeto de la personación, esto es fundamental dado el distinto alcance de los procedimientos de inspección y los requerimientos de información. 

· El objeto

Los procedimientos de inspección, tienen como finalidad la comprobación de la situación concreta del farmacéutico y la identificación, en su caso, de irregularidades, debiendo finalizar necesariamente con la formalización de un acta de inspección y el correspondiente acuerdo de liquidación. 

Los requerimientos de información, se configuran como actuaciones puntuales de la AEAT para la obtención de información referente al propio obligado tributario o referente a terceros. 


· La documentación requerida : 


En el caso de las inspecciones, debe referirse, en principio, a los ejercicios objeto de comprobación. (Artículos 29.2.f LGT, 171 RGAT, 25 y 30 Código de Comercio).La farmacia debe conservar durante un plazo de seis años los libros, correspondencia, documentación y justificantes concernientes al negocio. Asimismo, por lo que se refiere a las declaraciones, autoliquidaciones y demás documentación tributaria, se prevé la obligación de conservación para los ejercicios no prescritos. 

En el caso de los requerimientos de información, los funcionarios de la AEAT pueden requerir únicamente la información/documentación que se haya hecho constar en el propio requerimiento.(Artículos 142.1 LGT, 55.2 RGAT y 171.1 RGAT). 

¿Cuáles son las consecuencias de un borrado involuntario de la información contenida en el programa de gestión?


Aparte de la posible sanción que dependerá de la posibilidad de probar las circunstancias que acrediten la ausencia de mala fe en el borrado de la información. (Artículos 53 LGT, 158 LGT y 193 RGAT).Los inspectores pueden optar por la aplicación del método de estimación indirecta (Artículo 203 LGT), esto en los supuestos de inspección, consiste en determinar la base imponible en atención a elementos indiciarios, como por ejemplo estimarse la base imponible incrementando el coste del medicamentos comprados con un determinado margen, o capitalizando las mismas teniendo en cuenta bases imponibles de años anteriores, o cualquier otra forma, pues el método no está tasado. 

En los requerimientos de información, dado que de los mismos no resulta liquidación alguna, el método de estimación indirecta no resulta aplicable. (Artículos 53 LGT, 158 LGT y 193 RGAT) 

· Formalización de actuaciones 


En los procedimientos de inspección, las Actuaciones deben documentarse mediante diligencia. Las diligencias son un resumen de todo lo acontecido. Ahora bien, debe advertirse que se trata de actos de mero trámite y, por tanto, no susceptibles de recurso. 

· ¿Cómo finalizan las Actuaciones?


En los procedimientos de inspección, finalizada la actividad de comprobación, se deben formalizar las actas de inspección que documentan el resultado de las Actuaciones. Las actas pueden ser con acuerdo de conformidad o de disconformidad. Sin embargo, la fecha que determina la finalización de las Actuaciones no es la del acta, sino la de notificación del acto administrativo que resulte de las mismas; generalmente, el acto administrativo que pone fin a las Actuaciones es el acuerdo de liquidación que determina, en su caso, la deuda tributaria resultante de la comprobación efectuada por la AEAT. (Artículos 153 a 157 LGT y 185 a 190 RGAT) 

La información obtenida en el seno de un requerimiento de información, ¿puede ser utilizada por la AEAT para una regularización posterior? 


Si bien los requerimientos de información no suponen el inicio de un procedimiento de inspección, es posible que la AEAT, a la luz de la documentación aportada, decida abrir un procedimiento de comprobación al farmacéutico. La documentación facilitada en el seno del requerimiento de información podrá ser utilizada por la AEAT en el procedimiento de comprobación, dado que la misma ha sido obtenida por la AEAT conforme a Derecho.(Artículo 30.3 RTAG). 

¿Cómo puede conocerse si la AEAT ha apreciado la comisión de infracción tributaria e impone sanción? 


El procedimiento sancionador se tramita como norma general de forma separada a los procedimientos de aplicación de los tributos. 

Por ello, en el caso de los procedimientos de inspección, el acto administrativo que resulte de las Actuaciones no contendrá pronunciamiento alguno sobre la imposición de sanción por apreciación de infracción tributaria (aunque sí es necesario que haga constar si existen indicios de la misma o no). El procedimiento sancionador debe iniciarse, en su caso, en el plazo de tres meses desde que se hubiese notificado o se entendiese notificada la correspondiente liquidación o resolución que ponga fin a las Actuaciones. 

En el caso de los requerimientos de información, si la AEAT advierte alguna de las conductas infractoras en el comportamiento del farmacéutico, igualmente, debe iniciar procedimiento separado. La norma no prevé plazo máximo para ello, Por lo que el procedimiento sancionador puede iniciarse en los plazos generales de prescripción (cuatro años a contar desde la fecha de la infracción). 

En ambos casos, el procedimiento sancionador finaliza mediante resolución o caducidad y debe concluir en un plazo máximo de seis meses. (Artículo 207 a 212 LGT y RGRST) 

Fuente.- 

Nota sobre cuestiones procedimentales en las inspecciones tributarias de oficinas de farmacia. Perez LLorca