miércoles, 29 de abril de 2015

"Pagar igual, pero pagar mejor".Retribucción flexible .


Gómez Córdoba Abogados
Retribucción Flexible
En pleno año 2015, las distintas plataformas de marketing empresariales hablan del trabajador como   persona global- emocional. Pero, ¿Es real esta evolución, nos preocupamos del trabajador, en nuestras empresas? Sin duda, hemos avanzado, si evocamos una imagen del siglo pasado, podemos ver a operarios trabajando tras el andamio, sin protección, a pelo, con riesgo de su vida. Seguimos  avanzando  en el  tiempo y vemos  de nuevo  esa misma escena,  ya entrado el siglo XXI, esos mismos  operarios están trabajando ahora con medidas de protección,  van cubiertos de arnés y cascos.
 Y si venimos a estos  momentos,  año 2015,  ¿Cómo visualizamos a estos operarios?, están protegidos, sus vidas, no corren peligro  pero… ¿sabemos si esas personas sufren de vértigo?.

A partir de ahí, el empresario debe llegar a conclusiones: Si gestionamos personas, si  nuestra característica más destacada, es que somos seres emocionales,  qué podemos hacer por nuestros trabajadores  para motivarlos, para que realmente se impliquen en el proceso de producción, ¿Qué dará más resultado? Sin duda subirle el sueldo, les alegrará sobremanera, pero quizá  en época de crisis, la empresa no se lo pueda permitir. Debemos conciliar también las necesidades de las empresas  y mirar los costes .Qué les emocionara más: ¿Darles dinero u ofrecerles una guardería para sus hijos? ¿Dónde causamos más emociones a nuestros empleados?.

La retribución flexible va hacia las emociones. -Es una relación ganar–ganar   y esto sin duda mejora la relaciones trabajador empresa.

Lo primero que nos viene a la cabeza, es que esto, no es nuevo, el Beneficio social, la remuneración en especie, ya está inventada.

La retribución flexible tiene un matiz diferente y muy importante: En primer lugar tenemos en cuenta que la empresa  a partir de la crisis, bajó salarios, primero, luego congeló y ahora en los albores del 2015, estamos viendo esos rebrotes verdes de los  que hablaba el viejo presidente, ahora sí, ya empezamos a hablar de subida.

La patronal habla de cifras en torno al 0,8%, los sindicatos del 1,5%, pero, seamos realistas, las empresas de vuelta de la crisis y aunque viendo la luz a lo lejos, se resisten a la subida, la presión fiscal ahora  es mayor que antes y esto también hay que considerarlo. ¿Qué hacer entonces?

Si la empresa no está dispuesta a subir sueldos, habrá que replantearse, “pagar igual pero pagar  mejor”.

Definamos ahora que es retribución flexible.-
La diferencia está  en que este tipo de beneficios sociales: Ticket guardería, formación, restaurante o la tarjeta sanitaria, no son ofrecidos por la empresa  unilateralmente, es, el propio trabajador quien decide  si quiere incorporar  o no  estos beneficios a su nómina.

La ventaja para la empresa.-
1.- “No pago más, pago lo mismo pero mejor”,  es en síntesis, una forma de atraer talento  y de fidelizarlo al mismo tiempo.

Qué supone para el empleado.- 
1.-Incremento del salario neto.
2.-Elegir según su necesidad cómo quiero cobrar.
3.-Este pago en servicios, no afecta a las cotizaciones salariales, ni a la indemnización del trabajador.
4.- Le reporta un mayor beneficio fiscal.

Requisitos 
Es necesaria una novación de la relación laboral que había hasta el momento, donde se refleja que el trabajador acepta pasar  parte de su salario, hasta ahora en moneda, a servicios .El resto de cláusulas  quedan igual. Dicha retribución no puede sobrepasar el 30% de su salario, en cumplimiento del  Art.  26. del E.T.

¿Y cuál es el problema, porque no se implanta en todas las empresas?
Uno de los problemas fundamentales  son los propios trabajadores, el propio desconocimiento hace que se vea como una meta difícil y genera desconfianza  hacia la empresa, seguimos utilizando viejos esquemas mentales de confrontación  empresa-trabajador… uhm…, si me ofrecen esto ¿Qué gana la empresa? ¿Hay gato encerrado?.

Desde luego la empresa gana… a mayor bienestar de su trabajador, más  confianza, mejores sinergias, mejor ambiente de equipo  y esto al final produce,  más  ganas de trabajar, trabajo más creativo, es decir….  aumento de la productividad  y desarrollo mayor de su potencial .

 ¿Cómo implantarlo?-
Lo primero y dada la dificultad comentada, es preciso un plan de comunicación, la retribución flexible  no debe ponerse en marcha sin antes haber informado a los trabajadores, sugerimos  la aplicación de forma individualizada  de una simulación con  calculadora  en la que se puede apreciar el ahorro neto del salario de esta manera contemplada.

¿Por qué, si cobra lo mismo?- Es fácil, la retribución en especie supone un ahorro fiscal y  un mayor sueldo neto mensual, al no estar sometido el pago en especie a retención.

Los trabajadores donde este sistema ya está implantado  comentan  ventajas adicionales .Este tipo de remuneración  les permitía un mayor control del gasto ,ya que las partidas de alimentación, trasporte, sanidad,  que son básicas, quedaban aseguradas de esta forma, quedando el resto del sueldo a mejor disponer del trabajador.

En Síntesis, “Gómez Córdoba” anima a las farmacias a implantar el salario flexible en las nóminas de sus trabajadores, no es difícil, nosotros le ayudamos: Primero un plan de comunicación, segundo un cálculo exacto de cuál sería el beneficio para cada trabajador de forma individual,  en función del servicio elegido por este, tercero, la novación contractual,  del contrato, este trámite administrativo déjelo de nuestra cuenta.