martes, 10 de febrero de 2015

Transmisión de empresa familiar.Requisito de permanencia durante 10 años

Donación de la farmacia familiar 

Siguiendo con el artículo, Donación de una farmacia: Beneficios de la empresa familiar, publicada en nuestro blog en la pestaña de compraventa con fecha 16 de octubre, analicemos en este  artículo, el requisito de la permanencia de lo adquirido durante 10 años (o 5 en algunas Comunidades).

Recordemos las condiciones para participar de los beneficios fiscales que ofrece la donación de la empresa familiar, antes de seguir:

El donante debía de tener más de 65 años, dejar de ejercer funciones y remuneraciones en el negocio trasmitido y que al menos el 50% de sus ingresos declarados en IRPF provinieran de dicha actividad de farmacia.

¿Y los donatarios? Debían de ser familiares por línea directa y caso de no existir, se admitía hasta el tercer grado tanto por consanguinidad como por afinidad (los políticos también valen) y por supuesto el cónyuge.

Cumplidas estas condiciones teníamos que el Impuesto de Sucesiones podía tener una reducción entre el 95%-99% según Comunidad Autónoma y además el donante estaría exento de la plusvalía en el IRPF.

Poníamos un ejemplo práctico en nuestro artículo: Hablábamos de una madre farmacéutica mayor de 65 años que se jubila y dona a su hijo también farmacéutico su farmacia, que tiene un valor de 3 millones de euros y veíamos como la tributación  del impuesto de sucesiones, aplicándole las distintas reducciones y bonificaciones,  daba una cuota a ingresar de 212 ,48 euros, quedando exenta, la donante, de tributar en IRPF por la plusvalía.

En el ejemplo siguiente comparábamos el mismo caso pero sin aplicación de beneficios fiscales, obteniendo una cuota a pagar en el Impuesto de Sucesiones de 9.480 euros y además tributando por la plusvalía en su renta del 2014 al 27% es decir, tendría que pagar a Hacienda más de Ochocientos mil Euros.

Como verán, las cantidades pagadas en impuestos son considerables y no es baladí el cumplir a rajatabla con los requisitos que permiten las exenciones fiscales.

Pero, ¿Qué pasa si el donatario que recibió la farmacia, necesita vender o simplemente decide redireccionar su actividad empresarial en negocios distintos al de la farmacia?

En primer lugar cuidado con este requisito , como expresa textualmente la norma: «En el caso de no cumplirse el requisito de permanencia al que se refiere el presente apartado, deberá pagarse la parte del impuesto que se hubiese dejado de ingresar como consecuencia de la reducción practicada y los intereses de demora».

Igualmente, es también incompatible con la aplicación de las ventajas fiscales la realización de actos de disposición que, directa o indirectamente, puedan dar lugar a una minoración sustancial del valor de la adquisición, por ejemplo, vender la mitad de la farmacia, el local....

Y en esto último tenemos el quid de la cuestión, pues en Resolución 2/1999 de 23 de marzo, dictada por la Dirección General de Tributos, interpreta, que no es preciso el mantenimiento de la actividad que viniera desarrollando el causante y sí que se mantenga el valor por el que se practicó en su momento la reducción sucesoria. De ahí la prohibición de actos dispositivos que lo minoren de forma sustancial.

Por este motivo, entendemos, no afectaría al requisito de permanencia la venta de la oficina de farmacia con reinversión inmediata del importe en la adquisición, en otra inversión que permita mantener y en todo caso no minorar el valor donado, así lo confirma la consulta de la Dirección General de Tributos V866/2014 del pasado 28 de marzo 2014.

Respiremos pues, el legislador parece ser comprensivo con las necesidades del donatario, y le deja libremente continuar o no en el negocio familiar, seguir con esta u otra farmacia en la que reinvierta, e incluso cambiar de negocio, invirtiendo en productos financieros, fincas rústicas o cualquier otro bien que como mínimo, no minore el valor de lo donado, quedan sin embargo algunas cuestiones que han de tenerse en cuenta, preguntas aun sin respuesta como:

¿Qué significa reinversión inmediata?, no concreta la Dirección General de Tributos, el tiempo exacto en el que se puede realizar la reinversión conservando los beneficios fiscales adquiridos en la donación.

¿Qué ocurre, si el farmacéutico de nuestro ejemplo, no encuentra comprador de la farmacia donada por precio igual o superior a los 3 millones de euros, por lo que le fue trasmitido? ¿Estaría minorando el valor de lo heredado?

Habrá pues que esperar nuevas respuestas que aclaren estas y otras preguntas…